El líder que no tenía cargo